Os recordamos unas sencillas normas que desde el Ayuntamiento de Madrid nos recuerdan que debemos cumplir cuando paseemos con nuestros perros por la ciudad.

    Los propietarios de perros deben llevar a su mascota atada cuando circulen por espacios públicos o privados de uso común (para los perros potencialmente peligrosos la correa debe medir menos de 2 m. de longitud). Se deber recoger siempre las deyecciones de cada mascota. 

    Los animales irán provistos de bozal cuando sus antecedentes, temperamento, características o la situación lo aconsejen.

    Los perros podrán estar sueltos en las zonas acotadas por el Ayuntamiento de Madrid. En los parques y jardines sin esas zonas se permite que vayan sueltos entre las 19 y las 10 horas en invierno, y entre las 20 y las 10 horas en el horario de verano.

    Los propietarios de los perros deberán mantener siempre el control sobre ellos a fin de evitar daños a las personas y a los demás animales.

    Queda prohibido el acceso de animales a las áreas de recreo infantil, así como su baño en fuentes o estanques y que beban directamente de grifos de uso público.

    En nuestro Centro Veterinario estaremos encantados de informarte sobre estos y otros aspectos relativos a tu compañero peludo.

Publicado: 24 de Abril de 2015