Los cálculos urinarios tienen una incidencia alta en gatos. Desde Argos Centro Veterinario queremos darte unas pautas básicas para intentar prevenir estos problemas.

Para reducir la probabilidad de formación de cálculos urinarios en tu gato nos interesa rebajar la mineralización de la orina, procurar que esté más diluida. Has de saber que la orina del gato está casi tres veces más concentrada que la de los humanos. Para lograr reducir esta alta concentración de minerales deberemos procurar que nuestro gato beba más agua. Para ello, por ejemplo, podemos aumentar el número de bebederos en casa, situándolos además en diferentes lugares (nunca al lado de la bandeja de arena) e incluso colocar una pequeña fuente de agua (ver cómo cae el chorro de agua puede estimular a tu gato a beber).

Debemos emplear también un alimento formulado con los niveles correctos de sodio para estimular la ingesta de agua y la diuresis o producción de orina.

Si vives en una zona con agua de la llamada “dura”, que contiene un alto nivel de minerales, te aconsejamos que utilices aguas embotelladas de mineralización débil; además de estar demostrado que cuantos menos minerales contenga el agua más beberá tu mascota, el agua de baja mineralización inhibe la formación de algunos tipos de cristales en la orina.

Así que, ya sabes, para cuidar la salud urinaria de tu gato vigila la cantidad y calidad de lo que come y bebe tu mascota.

Publicado: 11 de Abril de 2016