La Procesionaria del pino coloniza especialmente los pinos, aunque también ataca a Cedros y Abetos. Puede localizarse por toda la Península y en Baleares.
En verano las mariposas de Procesionarias ponen los huevos en las hojas de los árboles. Las orugas nacen entre mediados de septiembre y octubre y construyen nidos de seda que les sirven de refugio para pasar el invierno. Cuando llega la primavera, o finalizando el invierno (desde febrero a primeros de abril), las orugas descienden en fila al suelo, de ahí el nombre de Procesionaria; se entierran y ocultan dentro de un capullo.

La oruga posee unos pelos urticantes con una sustancia tóxica; la curiosidad del perro al acercarse supone una amenaza para las orugas, que disparan los pelos de su dorso; éstos se clavan en la cara del perro, se produce histamina y se origina la urticaria. En este momento se puede notar la intranquilidad del perro, que podrá jadear, babear y querrá frotarse la cara para reducir el picor. Es entonces cuando deberá acudir rápidamente al veterinario pues en poco tiempo pueden aparecer síntomas mucho más graves como inflamación de la lengua (que puede necrosarse perdiendo un trozo de la misma), inflamación de labios y mucosa oral, eritema, angioedema, conjuntivitis, blefaritis, queratitis. Si se deja progresar la sintomatología se pueden llegar a tener signos generales como disnea, edema laríngeo (sobre todo por ingestión de orugas), hipertermia, convulsiones, respuesta inflamatoria sistémica hasta coagulación intravascular diseminada y consecuente muerte.

Como medida de urgencia antes de llegar al veterinario se puede lavar la lengua o la zona afectada con agua caliente, ya que el calor desactiva la toxina. Otras alternativas son el vinagre o el jabón; nunca se debe frotar la parte lesionada, ya que así romperemos los pelos dañados liberando después la toxina.


Procura no pasear con tu mascota durante la primavera por zonas con pinos, cedros o abetos; echa un vistazo a las copas de los árboles y si ves nidos (son como "algodón de azúcar")...¡huye!

Publicado: 23 de Febrero de 2017