Antes de entrar en quirófano preparamos a nuestro paciente en la sala de preoperatorio-hospitalización. Cuidaremos los diferentes sistemas orgánicos empleando la premedicación y la fluidoterapia endovenosa indicada para cada caso. Se rasura el área a intervenir para más tarde realizar su lavado quirúrgico. Ya en quirófano el animal es anestesiado mediante intubación endotraqueal (anestesia inhalatoria). Antes de comenzar la cirugía y durante ésta, el paciente es monitorizado en tiempo real (pulsioxímetro. presión arterial, capnógrafo, electrocardiograma...). 

En nuestro Centro Veterinario cuidamos cada detalle al máximo porque nos interesa la salud de tu mascota.

Publicado: 22 de Mayo de 2012 a las 18:57