CUIDADOS DE OTOÑO

Desde Argos, Centro Veterinario queremos recordarte algunos datos a tener en cuenta en el cuidado de tu mascota durante los meses de otoño.

Artrosis

Con la llegada de la humedad y la bajada de las temperaturas del otoño, los perros, gatos y demás animales que sufren enfermedades como la artrosis manifestarán síntomas más agudos. Sus articulaciones se verán resentidas por el dolor y en algunos casos disminuirá su movilidad. Es momento de revisar su calendario de condroprotectores. Consúltanos para obtener más información al respecto.

Cuidado si tu perro se moja durante el paseo. Al llegar a casa, sécale con una toalla inmediatamente e incluso recurre al secador si es necesario. La humedad puede agravar los dolores articulares.

Leishmaniosis

Es recomendable hacer un test de Leishmania a nuestros perros en esta época del año. La Leishmania es una enfermedad mortal producida por la picadura de un mosquito. El periodo de incubación puede ser de meses, por lo que si tu perro se contagió en verano o primavera puede desarrollar los síntomas en otoño. La detección de esta enfermedad de manera precoz te puede ahorrar muchos problemas, por lo que se recomienda hacer pruebas para detectarla a tiempo. Además, ya disponemos de métodos de prevención más eficaces que los que existían hasta hace unos años; si aún no has vacunado a tu perro frente a la leishmaniosis, ahora es un buen momento.

Enfermedades del sistema respiratorio

Hay que tener cuidado con las enfermedades que afectan a sistema respiratorio de tu perro, entre ellas la traqueobronquitis infecciosa o tos de las perreras. Hay vacunas que previenen esta enfermedad, similares a las vacunas contra la gripe en humanos, con la diferencia que la de perros incluye una bacteria, la Bordetella bronchiseptica

Evita que tu mascota permanezca en corrientes de aire; evita en lo posible los cambios bruscos de temperatura (difícil cumplirlo en otoño).

¿Has vacunado a tu gato frente a la Rinotraqueitis infecciosa?

Muda de pelo

Recuerda cepillar a tu perro, gato o pequeño mamífero con más frecuencia. La reducción de luz natural desencadena la muda de pelo en nuestras mascotas. Con el cepillado reduciremos problemas dermatológicos, y digestivos por ingesta de pelo.

Por último recuerda que existen estimulantes de defensas para ayudar a tu mascota en estos meses de cambios estacionales.



Publicado: 24 de Septiembre de 2012 a las 11:49