Los gatos disfrutan en general de una vida tranquila en casa. Esto puede conllevar que tardemos en notar el desarrollo de enfermedades. Es posible que padezcan graves enfermedades y que nosotros ni lo sospechemos. Es por esto que los chequeos periódicos en tu veterinario son fundamentales.

Las señales que manifiestan los gatos en caso de enfermedad pueden ser muy sutiles y pasar desapercibidas, por eso siempre debemos observar aspectos tales como su comportamiento, su apetito, si beben la misma cantidad de agua que antes, o si acuden con la misma frecuencia a la bandeja de arena (es importante controlar tanto el aspecto de la orina como de las heces).

Si tu gato busca más tu contacto, o si por lo contrario se esconde más que antes, si orina o defeca fuera de la bandeja de arena, o si por ejemplo si se asea menos que antes, puede ser indicativo de que algo no va bien, por lo que será aconsejable que acudas cuanto antes a tu clínica 

veterinaria en el barrio de Hortaleza

o

Canillas

.

Publicado: 18 de Julio de 2015 a las 12:19