Es frecuente que los perros pasen mucho tiempo solos en casa debido a los horarios de trabajo y las rutinas diarias de sus compañeros humanos. Para evitar que tu perro lo pase mal y derive su comportamiento hacia un problema de ansiedad por separación, cuando se queda solo puedes probar a poner en práctica algunos consejos básicos que te dejamos desde Centro Veterinario Argos.

Antes de dejarlo solo dale un paseo largo e intenso (evidentemente, siempre adaptado a las condiciones físicas o de salud de tu animal); juega con él, haz que corra y que camine a buen ritmo. Un perro que ha agotado su energía necesitará y agradecerá pasar el resto del tiempo descansando y durmiendo.  

Déjale un mordedor a su alcance (puedes utilizar uno que permita esconder dentro su ración de pienso o alguna golosina); comprueba siempre el estado del mordedor para que no pueda tragarse algún trozo y dáselo a tu perro sólo cuando vaya a quedarse solo, el resto del tiempo puedes usar otro tipo de juguetes.

Haz “juegos de olfato” para tu mascota. Tienes diferentes tipos, desde juguetes o alfombras que permiten esconder comida dentro hasta juegos caseros como el del “trilero”. Estos juegos hacen trabajar a tu perro física y mentalmente.

A algunos perros les ayuda, les “hace compañía”, el sonido de la radio o la tele cuando se quedan solos. Puedes probarlo con tu mascota.