Publicado: 22 de Mayo de 2019

No siempre podemos evitar la aparición de enfermedades, pero, en el caso de la artrosis sí podemos intentar retrasar su aparición o reducir su gravedad. ¿Cómo? Puedes tomar unas sencillas medidas: controla el peso (y la masa muscular) de tu compi peludo; evita determinados hábitos posturales como caminar a dos patas. Las radiografías nos ayudarán a detectar precozmente problemas articulares.
También podemos cuidar las articulaciones de tu mascota aportando suplementos articulares; esto es especialmente interesante en determinados casos como en razas especialmente predispuestas a padecer artrosis, o en animales con alto nivel de ejercicio. 
La movilidad sin dolor es fundamental para mantener una buena calidad de vida; y si ellos son felices, nosotros también.